Uso del Silicio en el Cultivo de Marihuana

¿Qué es el silicio?

Es el segundo elemento más abundante en la corteza terrestre (poco más del 25% en peso) después del oxígeno. Del latín silex, es un elemento químico metaloide, número atómico 14 y situado en el grupo 14 de la tabla periódica de los elementos de símbolo Si.


Los beneficios en su uso para el cultivo de marihuana son muchos y muy variados. Por eso, siguiendo los aprendizajes de los mejores cultivadores de California, lo añadimos a la mezcla de nuestro Nuevo Sustrato Premium Mix Potenciado con Silicio. Conocé más y consultanos a través de ventas@argweed.com.ar


Entre estos beneficios quisimos destacar los más troncales a la hora de maximizar tu cultivo y para que también sepas qué es exactamente lo que mejora este elemento:


  • Promueve el crecimiento de las plantas, mejora el desarrollo celular y promueve la generación de paredes celulares de una manera más rápida y efectiva. El silicio actúa generando una infraestructura que simula lo que sería un cemento para las células. Esto se refleja en un incremento de la producción.
  • Potencia la absorción de micronutrientes y macronutrientes de manera natural, con lo cual aumenta la cantidad de nitrógeno disponible gracias a la acción. No debemos de olvidarnos que el nitrógeno es uno de los nutrientes más esenciales durante el crecimiento vegetativo.
  • Produce plantas más fuertes. El silicio mejora de modo notorio la estructura de las plantas mostrando un aspecto más sano, con gruesos tallos y una mejora en la ramificación de sus laterales. Tener tallos más anchos y gruesos benefician directamente la circulación de los nutrientes y al existir un mayor movimiento de nutrientes por toda su estructura, impulsa aún más el crecimiento.
  • Es lógico que al lograr una mejora de la estructura de la planta, el transporte de nutrientes y la absorción, genere una incidencia a posterior en una mejora en la producción final.
  • Aumenta la resistencia a plagas y enfermedades gracias a su efecto que estimula la generación de defensas. La piel exterior de la planta se endurece provocando que los insectos y patógenos deban ser mucho más agresivos para penetrar la fuerte y sana piel exterior de la planta. También participa en la generación de defensas anti-hongos y ayuda a prevenir infecciones, como el mildiú pulverulento.